.... .... ....

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es el alimento del Futuro, es el alimento de Hoy y para siempre


Nuestra  Fundación “Dr. Manuel A. De Castro” desde su nacimiento, año 2000, investiga acciones y/o elementos que sirvan para que las comunidades urbanas o rurales puedan aprovechar y utilizar los descubrimientos de los hombres y lo que nos brinda la naturaleza en pos de mejorar su calidad de vida.
Así fue como empezamos.
Nos involucramos con construcción de viviendas en localidades de bajos recursos, empleando materiales de la zona.
Proyectamos sistemas de transporte basados en ciclovias integradas, con módulos portantes para estacionamientos de bicicletas con patente de invención,  seguros y que no provocan polución, esto está disponible en forma gratuita para el Municipio de Salta o para quien quiera implementarlo.
El avance  de la Diabetes y la Obesidad, nos llevó  a profundizar los estudios de dos (2) especies vegetales instaladas desde cientos de años en la Región. Una en  la Regiòn Andina : El Yacòn (Smallanthus Sonchifolius), domesticado desde épocas preincaicas. Produce una raíz reservante de sabor dulce que puede consumirse cruda. Tiene atributos nutricionales destacables, es un alimento de bajo contenido  calórico, y contiene un alto porcentaje de minerales esenciales. El descubrimiento de la presencia de hidratos de carbono almacenado en sus raíces, como la inulina y los fosfo-oligofructanos, así como los principios activos que le otorgan propiedades medicinales hipoglucemiantes, nos impulsó  a unir esfuerzos con los conocimientos de la Stevia Rebaudiana Bertoni, oriunda del Paraguay, para promover el desarrollo de Proyectos que impulsen sus cultivos.
Logramos hacer promulgar la Ley Provincial Nº7721, el 21/06/12, que fomenta el cultivo en todo el territorio de la Provincia de Salta.

 

 

Encuentro con el Dr. Mark E. Olson en el 1er. Simposio Internacional en Filipinas


En la actualidad, desde hace más de cuatro (4) años, estamos haciendo experiencia con el cultivo de la Moringa Oleífera, en zonas con características adecuadas para su implementación. Los resultados nos entusiasmaron y nos impulsaron a viajar a la Ciudad de México, en busca de un gran referente   en la materia, como lo es el Dr. Mark E. Olson. Quién con sabiduría y conocimiento del mundo, nos señaló la  Regiòn Chaqueña,  de nuestra Provincia, como el lugar que deberíamos empezar a fomentar su cultivo para lograr transformarla en lo Social y lo Económico.
Contamos con  este aval y el Proyecto de la Cámara de Diputados de la Nación del año 2002 donde se aprueba “la adopción de medidas para promover y facilitar su introducción y cultivo industrial”, respondido correspondientemente por la Jefatura de Gabinete Ministerial en el 2003, para sustentar nuestra tarea.
Asimismo, las investigaciones del año 2008 del CONICET Argentino (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), entre  sus conclusiones, dice:
“La Moringa Oleífera al ser una especie perenne y estar adaptada a vivir bajo condiciones de humedad subhúmedas a semiáridas, se presenta como un cultivo alternativo para estas regiones, ya que no competiría por superficies con los oleaginosos   tradicionales.”
“Se la podría utilizar para recuperar suelos erosionados bajo condiciones de clima húmedo, que han sido deforestados para hacer agricultura; como fuente alimenticia para paliar la desnutrición en Argentina; para mejorar la calidad del ganado en el norte argentino y como materia prima para producir biodiesel.”
Y entre sus Conclusiones Finales destacamos: “El desafío en  Argentina consiste en desarrollar materiales que puedan ser utilizados como biocombustible en zonas que hoy están fuera de la producción agrícola tradicional.”
Estamos empezando, con muchísimas cautela, por razones económicas.
Al proponer la Reforestación Progresiva del Chaco Salteño, hablamos de avanzar dentro de las diversas comunidades que existen, con entregas de plantines para enseñarles a cultivar y consumir los frutos en todas las formas que nos brinda esta especie y asimismo la forma de preparar para consumo animal.
Estamos haciendo conocer las bondades y beneficios de este poderoso vegetal a toda la población en forma directa desde nuestro local de fomento, pleno centro de la Capital Salteña, y por todo los medios de comunicación, tanto oral, escrita y televisiva. A la par  levantamos firmas del público para solicitar a las autoridades provinciales medidas similares a las que logramos con la Stevia y el Yacòn.
CONCLUSIONES:
En la actualidad existen algunos cambios socioeconómicos a nivel mundial que se deben, entre otras razones, al avance tecnológico de la informática, a la globalización, a la predominancia de una economía de mercado y la prevalencia de la ley de la oferta y la demanda. En particular en la región chaqueña estos cambios derivan en tendencias negativas que dominan el sector agrícola: la caída en su importancia como sector en la economía, la fuerte competencia de productos importados (frescos y procesados) frente a los locales; la reducción en el número de fincas y la eliminación  de muchos minifundistas, quienes migran hacia las ciudades; el incremento de la pobreza rural y el consecuente deterioro del medio ambiente, y la erosión de  la diversidad biológica. Las pocas especies chaqueñas que se cultivan no satisfacen las necesidades alimentarias y son reemplazados por otros alimentos que no son producidos localmente y responden a patrones de consumo urbano y foráneo.
En contraposición a estas tendencias negativas existen otros aspectos positivos en la región chaqueña, entre ellos el énfasis en las exportaciones agrícolas no tradicionales, el interés en la agroindustria como motor de desarrollo agrícola, los cambios de enfoque sobre desarrollo rural, la creciente corriente ambientalista, y la búsqueda de productos naturales, ecológicos y de sabores exóticos por parte de los consumidores. La prevalencia de estas tendencias  brinda nuevas posibilidades a los productores para superar su situación  de pobreza a través del cultivo de productos que por su características especiales pueden ser considerados como promisorios, insertándose en ciertos nichos de mercado con productos naturales e industriales.
La concreción de estas alternativas de desarrollo implica una necesaria vinculación entre la investigación científico-técnica y la puesta en práctica  de estos conocimientos en la implementación de proyectos de desarrollo a través de autoridades estatales locales, con la participación de la comunidad e inversiones privadas.
Por sus características y las experiencias desarrolladas en la Región, la Moringa  y otras especies que nos permitan lograr la biodiversidad,  pueden  utilizarse no solo para mejorar la alimentación humana y animal, sino que se gestione su sostenibilidad.
Es nuestro deseo, utilizar, recuperar y aprovechar las  miles de hectáreas  de la Región disponibles, ya que gran parte de  las tierras fiscales fueron vendidas a manos privadas y como consecuencia de la desforestación salvaje para hacer monocultivo de soja, desertizaron aún más,  por lo que nos urge  promover el manejo prudente de estos recursos vegetales para diversos fines, harán que las comunidades sean sostenibles en el trópico seco produciendo un Alto  Impacto Socio Económico de magnitud inconmensurable.
Para finalizar, quisiera de Uds. Señoras y Señores, conocedores de la bondad de este Árbol de la Vida, que se sitúen en nuestra Región Chaqueña,   y se imaginen cuantos lugares hay en el mundo,  similares a este,  y sus habitantes,  con todas sus privaciones y abandonos que  viven en extrema pobreza.
Somos nosotros  quienes podemos ayudar a cambiar esos destinos.
Por eso Nuestra Fundación los invita a visitarnos cuando Uds. los dispongan, los recibiremos y alojaremos con los brazos abiertos y recorreremos juntos los caminos para ayudar a mejorar la Vida de Muchas pero Muchas Personas de Argentina y El Mundo.